COMPRENSIÓN FINANCIERA DE LOS ESTUDIANTES CHILENOS: HAY MUCHO POR HACER

Este miércoles 24 de mayo fue publicado internacionalmente, el volumen IV de resultados de la prueba internacional PISA, año 2015, administrada por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), estudio trienal sobre alumnos de 15 años, realizado en todo el mundo, denominado Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA), que el año 2016 evaluó a 540.000 estudiantes representativos de 29 millones de jóvenes, de 72 países. 

Este volumen se focaliza en los resultados de comprensión financiera, (o educación financiera o competencias financieras) de los evaluados, alumnos de 15 países (10 países pertenecientes a la OECD y 5 países invitados, universo representativo de 1,2 millones de jóvenes). Se evalúa la capacidad de aplicar los conocimientos financieros a situaciones reales y comunes, que conducen a tomar decisiones financieras. Es segunda vez que se realiza esta medición. Chile no participó en la primera (año 2012). El informe revela un verdadero problema en Chile, que los profesores de las escuelas de economía ya habíamos detectado hace tiempo: nuestros alumnos tienen una escasa educación financiera.

En efecto, los resultados de esta medición muestran las siguientes conclusiones:
  1. Chile ocupa el lugar 13 dentro del ranking de 15 países evaluados, es decir ocupa una posición dentro de los últimos lugares.
  2. El puntaje promedio  máximo fue de 566 puntos, el puntaje medio de los países OCDE es de 489 puntos, el puntaje promedio de los evaluados chilenos fue de 432 puntos, es decir, con respecto al promedio de países OECD hay un déficit de 57 puntos, 11,7 % de diferencia negativa, y con respecto al mejor resultado (4 provincias chinas) el déficit chileno es de 143 puntos, un 23,7 % de diferencia negativa.
  3. El porcentaje de evaluados que apenas alcanza el nivel acumulado mínimo básico de comprensión, level 2, es de un 38,1 % en Chile. Es decir un 61,9% no “aprueban” el PISA de la educación financiera. Un muy mal resultado.
  4. Sin embargo solo un 3.1% de los estudiantes alcanzó el nivel máximo de comprensión y habilidades financieras, level 5, muy lejos del 11.8% promedio de los países OCDE y más lejos aun del 33,4 % logrado por los alumnos de las 4 provincias chinas, o el 24 % logrado por la región flamenca de Bélgica o el 21,8 % de las provincias de Canadá. Solo superamos a Perú (1,2%), Brasil (2,6%). Un pésimo resultado.
  5. En cuanto a experiencia con manejo de dinero, un 29,7 % de los evaluados chilenos tiene una cuenta en algún banco, o maneja una tarjeta de débito de prepago, la cifra más baja del ranking, lejos del 60,2 % de promedio de los países OCDE, y más lejos del 95,5 % de los alumnos de Holanda.
  6. En cuanto a trabajos fuera de horas de colegio, el 56,5% de los alumnos chilenos lo hace, mientras que el promedio de los países OCDE lo hace el 64%, y en Holanda o Bélgica, el 82%.
  7. En los resultados globales, de los 10 países  OCDE, Chile obtiene los más bajos resultados en el ranking. La lista la encabeza China, y le siguen Bélgica, Canadá, Rusia, Holanda, Australia y Estados Unidos. Tener mejor resultado que Perú y Brasil, no puede ser consuelo ni dejarnos conformes.

¿QUE SE MIDE EN ESTA EVALUACIÓN?
Se midió aspectos como: identificar un error en la cuenta de ahorros, leer e interpretar correctamente una factura, comprar con descuento por volumen, identificar el salario neto del total haberes, identificar factores que afectan el costo de un seguro, comparar dos ofertas financieras.  
El Desafío de nuestra Universidad:   ¿Como mejorar?
Para la Universidad Miguel de Cervantes (UMC) y en particular para sus docentes y alumnos de las escuelas de administración y negocios, estos malos resultados invitan a un desafío docente: mejorar la habilidad matemática financiera
Esta meta está íntimamente relacionada con las asignaturas matemáticas, esto es, las álgebras y los cálculos, especialmente si se agregan ejercicios aplicados. Desde esa área del conocimiento se puede mejorar mucho, y es el propósito de los docentes que día a día fortalecemos tales habilidades matemáticas. Nuestros alumnos pueden y deben ser parte de este desafío y serán compensados con la mayor y mejor comprensión de las habilidades financieras, que son inherentes a un ingeniero comercial y a un contador auditor. 
Complementariamente, nuestros alumnos y docentes pueden expandir las buenas prácticas de ahorro, de trabajo fuera de horario, y de conversación de temas financieros, con sus hijos y parientes adolescentes. Hay mucho por hacer,... y a la brevedad.

Análisis elaborado por el Docente Fernando Muñoz Sepúlveda, Profesor de la Escuela de Administración y Negocios (EAN), Universidad Miguel de Cervantes.






Comentarios

Entradas más populares de este blog

CEREMONIA DE TITULACION 2017

Cuerpo Docente de la Escuela de Administración y Negocios - 2018